Matemáticas para periodistas - Mujer sosteniendo una calculadora

24 agosto, 2011

Inscríbase ahora en el curso en línea “Matemáticas para periodistas” y piérdale el miedo a los números

Los números son nuestros amigos. Ése es el mantra que Sandra Crucianelli trata de inculcar con el curso “Matemáticas para periodistas”. Ofrecido en español por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas, el curso se realizará entre el 12 de septiembre y el 16 de octubre de 2011. Los detalles del curso están disponibles aquí y los postulantes tienen hasta las 5 p.m. (hora de Austin) del 2 de septiembre para inscribirse en el curso.

“En este curso vamos a aprender a usar los números no como enemigos del periodista, sino como aliados del periodista”, dice Crucianelli, periodista argentina, sobre su deseo de ayudar a los periodistas a perder el miedo a las matemáticas. “Sin embargo, nuestra vida está rodeada de números, cantidades, cantidades de personas, cantidades de dinero”, dice. “Los números hablan, dicen cosas”.

Y es lo que los números dicen lo que puede ayudar a los periodistas a sortear las montañas de datos que lelgan hasta sus escritorios. Se trata de datos del gobierno y organismos no gubernamentales que llegan “ya con los calculus hechos”, explica Crucianelli. Ella advierte que las muestras estadísticas pueden contener errores y que las fuentes pueden usar “un methodo que no es el adecuado” que lleve a interpretaciones erróneas. Su esperanza es que después de tomar el curso, los periodistas sean capaces de detectar estos errores y manipulaciones.

Mediante ejercicios matemáticos, Crucianelli le enseñará a los estudiantes del curso cómo estimar multitudes, determinar el área de un derrame de petróleo o incluso calcular cuánta pintura se necesita para pintar la Casa Blanca. Este último ejercició ayudó una vez a un intrépido periodista latinoamericano a destapar un caso de corrupción con un alcalde que había decidido repintar su oficina.

“A un periodista se le ocurrió averiguar el presupuesto”, explica Crucianelli al recontar el correo electrónico que le envió el periodista dos años después de haber tomado el curso con ella. “Le llamó la atención porque pensó que el presupuesto era muy caro”. Usando los mismos cálculos que aprendió con el ejercicio de la Casa Blanca, descubrió que el alcalde había comprado pintura no sólo para su oficina, sino también para su casa. ““En realidad compraron la pintura, compraron diez veces más la cantidad que necesitaban”, dice Crucianelli. “Pero se la llevaban a su casa. La pintura que no usaban en la oficina se la repartían entre los funcionarios de gobierno. [Era] una forma de robo”

Si bien los ejercicios son una parte importante del curso, Crucianelli también tiene previsto enseñar operaciones matemáticas básicas, medidas de volumen, porcentajes, índices, proporciones, cómo calcular promedios y medianas, y cómo interpretar el índice de precios al consumidor.

Crucianelli, quien se especializa en periodismo investigativo, estableció su amistad con los números cuando estudió ciencias. “En la época de la dictadura no había periodismo”, explica. “Era peligroso estudiar humanidades”. En cambio, decidió estudiar bioquímica para así convertirse en reportera científica. “Estudié mucho de estadística, química, análisis matemático”, afirma.

Actualmente conductora de un programa de televisión en Bahía Blanca, Argentina, Crucianelli es fundadora y editora de SoloLocal.Info, un sitio de periodismo digital. También ha obtenido premios de la Sociedad Interamericana de Prensa, la Fundación Reuters y la Asociación Médica Argentina.

“Matemáticas para periodistas” está abierto a reporteros de América Latina y el Caribe, que tienen hasta las 5 p.m. (hora de Austin) del 2 de septiembre para inscribirse en el curso. Se cobrará una tarifa de 50 dólares para cubrir gastos administrativos.

El Centro Knight fue fundado en 2002 con una donación de la John S. and James L. Knight Foundation por el profesor Rosental Alves con el objetivo de ayudar a periodistas en América Latina y el Caribe a mejorar la calidad del periodismo en sus países. El centro también recibe contribuciones de otros donantes, tales como Open Society Foundations y la Universidad de Texas en Austin.